la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


Madonna. “Fui violada a los 20 años a punta de cuchillo… Soy una clase diferente de feminista. Soy una feminista mala” / discurso completo, Mujer del Año, Billboard Women in Music, New York, 9 de diciembre 2016









"Gracias por reconocer mi habilidad para continuar mi carrera por 34 años ante la descarada misoginia, el sexismo, la constante intimidación y el implacable abuso.

Cuando comencé, no había Internet, entonces la gente me decía las cosas en la cara. Hubo pocas personas a las que tuve que callarles la boca porque la vida era más sencilla entonces.

Cuando me mudé a Nueva York era una adolescente. Era 1979 y Nueva York era un lugar muy aterrador.  En el primer año fui asaltada a punta de pistola y violada en una terraza con la punta de un cuchillo sobre mi garganta. Y robaron tantas veces  mi apartamento que acabé por dejar siempre la puerta abierta. (Se conmueve. El público también)

En los años que siguieron, perdí a casi todos mis amigos debido al sida, las drogas o los tiroteos. 
Como pueden imaginar, todos estos hechos impactantes no sólo me han ayudado a convertirme en la atrevida mujer que ahora está ante ustedes, sino que también me han recordado lo vulnerable que soy y que en la vida no hay nada seguro, excepto el creer en una misma y entender que no soy la dueña de mis talentos. 
No soy la dueña de nada. Todo lo que tengo es un regalo de Dios
Incluso todas esas cosas de mierda que me pasaron, que me siguen pasando, son también regalos. Para enseñarme lecciones y hacerme más fuerte.

Estoy recibiendo un premio por ser la Mujer del Año y entonces me pregunto, ¿qué puedo decir acerca de ser una mujer en el negocio de la música? ¿qué puedo decir acerca de ser una mujer? 
Cuando empecé a escribir canciones no pensaba específicamente en el género. Ni en feminismo. Yo solo quería ser una artista. 
Por supuesto, estaba inspiraba por Debbie Harry, Chrissie Hynde, Aretha Franklin
Pero mi verdadera musa fue David Bowie. Él encarnaba el espíritu masculino y femenino a la vez y eso encajaba perfectamente con mi manera de ver las cosas. 
Él me hizo pensar que no había reglas. Pero estaba equivocada. 
No hay reglas…si eres un chico.   
Si eres una chica, tienes que jugar el juego.

¿Cuál es ese juego? Te permiten ser bonita, linda y sexy. 
Pero no seas demasiado inteligente. 
Y por supuesto no tengas una opinión. O por lo menos no tengas una opinión que no reafirme el statu quo. 
Te permiten ser convertida en un objeto sexual por los hombres y vestir provocativamente, pero no te apoderes de tu sexualidad
Y ni si te ocurra, repito, pero ni se te ocurra, compartir con el mundo tus fantasías sexuales. 
lo que los hombres quieren que seas
Pero lo más importante, sé alguien con quien  las mujeres se sienten cómodas cuando estás cerca de otros hombres. 
Y finalmente, no envejezcas
Porque envejecer es un pecado
Serás criticada, denigrada y, definitivamente, no podrán tus canciones en la radio.

Cuando recién me hice famosa, se publicaron fotos de mía, desnuda,  en las revistas  Playboy y Penthouse.  
Fotos tomadas en la escuela de arte, en la que había trabajado de modelo para conseguir dinero. 
No eran muy sexys. En realidad eran bastante aburridas. Era aburrido posar.  
Todo el mundo esperaba que me sintiera avergonzada por la publicación de las fotos. 
Pero no lo estaba.  Y eso desconcertó a la gente.

Eventualmente me dejaron en paz porque me casé con Sean Penn.  Y no solo porque él les patearía el culo (risas del público) sino también porque yo estaba fuera del mercado. Así que por un tiempo no fui considerada una amenaza.

Años más tarde, divorciada y soltera - lo siento, Sean- hice mi disco Erotica y edité mi libro Sex.  
Recuerdo haber sido el titular de todos los diarios y revistas. Y todo lo que leía sobre mí misma era condenatorio.  
Me llamaron prostituta y bruja. Un titular me comparaba con Satanás. 
Y yo me dije: “espera un minuto ¿no está Prince dando vueltas por ahí con medias de red y tacos altos y lápiz de labios y el culo al aire?” 
Y así era.  
Pero él era un hombre. 
Esa fue la primera vez que entendí que realmente las mujeres no tenemos la misma libertad que los hombres.

Recuerdo sentirme paralizada. Me llevó bastante tiempo recobrarme (se le quiebra la voz). Y continuar con mi trabajo creativo. Continuar con mi vida. 
Me consoló la poesía de Maya Angelou, los libros de James Baldwin y la música de Nina Simone. Recuerdo cómo deseaba tener una amiga, alguien igual a mí, para que me apoyase. (Gente del público llora)

Camille Paglia, la famosa escritora feminista, dijo que había llevado un paso atrás al feminismo al haberme mostrado sexy
Oh, pensé, entonces si eres feminista no puedes tener sexualidad. Tienes que negarla. 
Así que dije: jódanse. Soy una clase diferente de feminista. Soy una feminista mala. (Gran ovación)

La gente dice que soy muy polémica. Pero creo que lo más polémico que he hecho es quedarme en este medio (ovación).

Lo que quiero decir hoy a todas las mujeres que están aquí es esto: Las mujeres han estado tan oprimidas durante tanto tiempo que creen lo que los hombres dicen de ellas. Creen que tienen que respaldar a un hombre para sentir que ellas están haciendo bien su trabajo.  Y hay algunos buenos hombres a los que merece la pena apoyar. Pero no porque sean hombres, sino porque se lo merecen

Como mujeres tenemos que empezar a apreciar nuestro propio valor.  Y el valor de las demás. Busquen mujeres fuertes para tenerlas de amigas, de aliadas, de maestras, de colaboradoras, de inspiradoras, de apoyo, para que las iluminen.

Como dije antes, no es tanto para recibir este premio que he venido hoy sino para tener la oportunidad de estar delante de ustedes y realmente decirles: gracias. 
Como mujer, como artista, como ser humano. 
No solo a la gente que me ha amado y apoyado a lo largo del camino,  algunas de las cuales están frente a mí, aquí, (señala al público) no tienen idea… (se le quiebra la voz, se seca unas lágrimas, se recompone y sonríe). 
No tienen idea de todo lo que significa para mí el apoyo de ustedes (se le vuelve a quebrar la voz. Gran ovación).  

Pero también estoy aquí, además, para los que han dudado de mí y los que me han rechazado y todos los que me hicieron padecer un infierno y dijeron que yo no podía, que no debía, que no lo tenía permitido. 
Su resistencia me ha hecho más fuerte. 
Me hizo empujar más fuerte hacia adelante y me ha convertido en la luchadora que soy hoy. 
Me hizo la mujer que soy. 
Así que gracias”. 


New York, 9 de diciembre de 2016

Madonna: Web oficial